Entrevista Antonio Diaz-Deus

Creation Date Miércoles, 27 Abril 2016.

Entrevista Antonio Diaz-Deus
  • Háblanos un poco de ti. ¿Cómo iniciaste tu carrera como formador y coach?

Empecé trabajando en el año 1994 en American Express en un proyecto de desarrollo directivo donde había que hacer una valoración 360 a los directivos y luego una sesión de devolución, que en aquella época se llamaba coaching. A partir de ahí ya no paré. Seguí en eso y seguí haciendo formación. Eso fue lo primero.

 

  • ¿Qué te motivó a escribir el tu libro "Coaching en el Camino"?

Me motivó el hacer un poco más accesible el modelo de coaching integrativo al gran público, de hecho el libro inicialmente se llamó "Coaching integrativo en la práctica" y luego lo cambié por "Coaching en el Camino". Pretendía hacer una especie de libro de autoayuda. Tardé mucho en sacarlo porque quería incluir un capítulo sobre "coaching sistémico" y estuve un año intentando ver por dónde lo cerraba y no me surgió. Así que lo dejaré para el siguiente libro.

 

  • ¿Nos puedes explicar en qué consiste el coaching integrativo sistémico? ¿Qué elementos combina y qué lo hace especial?

El coaching integrativo básicamente es el modelo del eneagrama aplicado al coaching. Se maneja el modelo de Gurdjieff de los tres cerebros y trabajamos específicamente sobre la mente, emociones y la parte instintiva. Yo siempre he tenido la idea de intentar llevar el mensaje de Claudio Naranjo a organizaciones y el coaching es una especie de vehículo para poder trabajar dentro del mundo de las organizaciones sin que haya mucha reticencia.
La parte sistémica viene de ampliar todo éste planteamiento con todo el trabajo
que yo tenía a raíz de trabajar con Hellinger y Weber y complementarlo. De alguna manera el producto final es una combinación de eneagrama, gestalt, constelaciones, enfoque en soluciones. Todo esto lo hace ser un producto distinto porque la suma es más que las partes.
Se podría decir que se trata de un modelo experiencial, es decir, lo que me ha funcionado trabajando con personas.

 

  • En tu libro hablas de la música clásica como forma de respetarse a uno mismo y como vía de conexión con nuestra existencia. ¿Podrías explicarnos un poco más cómo se relacionan ambas cosas?

Esto yo lo aprendí de Claudio Naranjo, él siempre ha dicho que la música clásica es una forma de conectar con lo sagrado, sobre todo la música clásica de los grandes autores que según Claudio eran gente que estaba iluminada. Una forma de desarrollar el amor admirativo (el amor a lo sagrado, el amor a algo más grande que nosotros y que nos transciende) es escuchando música clásica. Lo que yo cuento en el libro es lo que yo he escuchado a Claudio.

 

  • ¿Qué personas te han influido más en tu camino?

Claudio fue la persona que más me ha marcado, cuando le conocí me marcó  una dirección. Paco Peñarrubia, con el que me formé en Madrid, es otro de los mentores que yo tengo. Una persona con la que he aprendido mucho es John McWhirter, un galés que hace una especie de PNL que llama DBM, gracias a él pude darle estructura a mi libro "El Coach como Chamán". Y por supuesto Hellinger y todo su entorno.

 

  • ¿A quien recomendarías iniciarse en el Coaching Integrativo y Sistémico?

A personas que quieran convertirse en actores de su propia vida, personas que quieran desarrollar su potencial y que quieran incrementar su nivel de conciencia y compromiso. Además a personas que tengan hambre: hambre de vivir, hambre de conocer, hambre de lo sagrado. Buscadores en general.

Lo importante es ser buscador, lo de menos es lo que buscas. El Coaching Integrativo y Sistémico te da una visión de conjunto. Te ofrece un mapa del mundo del desarrollo personal muy útil que luego puedes incorporar en tu vida.

 

  • ¿Cuál es tu visión de la empresa en el Estado Español?

Muy deficitaria, muy piramidal, muy patriarcal. Yo diría que el franquismo está todavía en todos los entresijos de la vida política y empresarial. No se han desmontado las estructuras del franquismo ni en la política ni en la gran empresa.

 

  • ¿Hacia dónde crees que debe dirigirse el crecimiento personal dentro de la empresa? ¿Qué dificultades te has encontrado?

En el mundo de la empresa lleva habiendo cambios durante los últimos 30 años
y han descubierto que las empresas que tienen éxito se van acomodando un poco más a la estructura en red o lo que llaman hoy día estructura diamante.
Son estructuras parecidas a las de internet. No son empresas tan piramidales ni tan jerarquizadas si no que son más como nudos interconectados entre sí.
Tradicionalmente el jefe lo que hacía era tener a sus subordinados relegados y no le interesaba que crecieran, ya que los subordinados que crecían se suponía que iban a hacer sombra al jefe. Hoy en día en muchas empresas, desafortunadamente no muchas españolas, ya premian a los jefes que son capaces de tener colaboradores que tienen éxito. Miden a los responsables en la medida que son capaces de desarrollar a sus empleados a su cargo. El mundo va por aquí, es decir que la gente se involucre, tenga más compromiso, desarrolle un trabajo que le guste, estén más integrados entre su emoción su cabeza y su instinto. En definitiva que sean más humanos.
La crisis no ayuda, ya que hace que todo el mundo se centre en los resultados, en sobrevivir, bajar los salarios ...

 

  • Miedo …

El miedo, que es uno de los grandes vicios, lo invade todo. No es fácil. Estamos en una sociedad, que es la Europea, donde estamos en decadencia. Todo es muy antiguo: los sindicatos no hacen su labor, los empresarios tampoco, los trabajadores tampoco. Parece que está todo el mundo un poco perdido. No hay misión compartida, no sabemos dónde hay que ir.
Una de las grandes lacras que tienen las empresas es la bolsa. Los directivos están más pendientes del valor de la empresa en bolsa que de la empresa en sí misma. Cuando la bolsa es la que manda es difícil que la empresa tenga un desarrollo sostenible.
Otro de los problemas es que hay muchos convenios laborales distintos, entonces existen muchas personas distintas, cobrando sueldos distintos, con condiciones distintas y esto genera mucho caos. La gente intenta sobrevivir en un entorno incierto.
Sin embargo sí que hay empresas que van haciendo las cosas bien y serán las
que sobrevivan. Pocas.

 

  • ¿Por qué una empresa debería iniciar un proceso de crecimiento integrativo?

Según el modelo integrativo que yo manejo, una empresa tiene tres partes que
están sostenidas por el Alma de la Organización: La parte de la mente (resultados de la empresa y beneficio de los accionistas), la parte emocional (las personas que trabajan para la empresa y sus familias) y la parte instintiva (el mercado). Entonces hablamos de tres tipos de liderazgo: liderazgo de la rentabilidad, de las personas y del mercado. Hoy en día muchas empresas están empeñadas en un liderazgo de rentabilidad, dejando así de lado los otros dos liderazgos.
Una empresa debería incorporar un proceso integrativo midiendo por las tres partes: una rentabilidad, fijarse en que las personas han de crecer y desarrollarse dentro de la empresa y finalmente un producto o servicio que sea de utilidad para la sociedad. Si consigues aunar éstas tres partes entonces crece lo que se llama el Alma de la Organización, así la empresa se hace más fuerte, perdura y tiene un crecimiento sostenible a medio y largo plazo. Si tienes solamente una parte, la empresa está sin alma y solamente sirve para generar rentabilidad. Los empleados y el mercado no están contentos. Son solamente instrumentos al servicio de los accionistas.

 

  • Cuando hablas del Alma de la Organización, ¿a qué te refieres?

Está compuesta por la cultura de la organización, por su historia, por su saber hacer. Es como la Cultura. No es un concepto esotérico, al contrario.Va mucho más allá de la rentabilidad, de las personas, de la gente que la apoya . Diríamos que el Alma es algo más que la suma de las partes. Es igual que en un ser humano: si eres capaz de tener integrada la parte mental, emocional e instintiva tu alma crece y se desarrolla.

 

  • ¿En qué te ha transformado el Coaching a ti? ¿Qué cambió en tu vida, en tu proceso?

No nací aprendiendo, me lo tuve que currar y bastante. El coaching me ha servido a escuchar más y a estar para el otro. La importancia y el gran lujo que supone estar para una persona, estar para esa persona en cuerpo y alma y lo que aprendes estando para el otro. Una actitud de servicio para que el otro crezca, es una conexión con el otro, todos estamos juntos, todos somos uno. No soy yo y eres tú, sino que al estar para ti, también estoy para mí. Somos los dos uno y juntos crecemos y nos desarrollamos como una unidad. Esto es lo que me ha enseñado el coaching, a ser más parte del todo.

 

  • Como persona con una gran madurez profesional y humana, ¿Cuál es el valor que transmites a tus grupos? ¿Qué más valoras en ti?

Yo valoro en mí que soy muy didáctico, creo que soy buen coach. De ésta manera la gente me ve haciendo lo que yo enseño. También tengo mucha estructura. Hago lo que hago y explico cómo hago lo que hago, para mí éste es el valor más importante.
Transmito también el sentido del humor, me rio de lo tontos que somos todos. Una forma de crecer juntos es reírse, el alma se siente alegre. No desde una posición de autoridad sino que somos todos igual de "pringaos" y a ver como salimos de ésta ... Divertirse, no tenerle miedo.
El dolor tiene también un punto de placer. Desmitificar el dolor, darse cuenta que la vida es placer, dolor, alegría. Tenemos que mirar a todo. Vivimos en una sociedad en que cuando estamos tristes tenemos la tendencia a no mirar la tristeza y la tristeza es un síntoma como otro cualquiera. La vida es la vida y hay que vivir lo que hay. Somos nosotros que le ponemos etiquetas, si la vida te pone eso delante algo tendrás que aprender … Hay que ser curioso con lo que la vida te pone delante.

 

blog comments powered by Disqus

Tarifa social

Amigos fundación

 

Facebook YouTube   934 885 419 | Contacto | Català